Artistas de circo | Barcelona 7-0 Valencia

ARTISTAS DE CIRCO: BARCELONA 7-0 VALENCIA

Bueno, pues otra exhibición más, otro show del grupo que más propaga la felicidad en todo el mundo. La felicidad, en el fútbol, viene por como se mueve la pelota de pie a pie, de lado a lado de la cancha. Hoy ese invento redondo de cuero, sonreía, era acariciado y hasta quería seguir siendo golpeado una y otra vez.

Dicho esto, el Valencia era el rival. Nuno era el problema decían algunos, Neville la solución. Pues vaya, a cinco puntos del descenso y hoy se han llevado siete. La ecuación no sale, el conjunto de Peter Lim sigue siendo una incógnita sin despejar.

MESSI VAL

¿Hablamos de fútbol? Venga, al lio. El Barcelona disipó cualquier duda que pudiera haber dejado en el partido del fin de semana contra el Atlético de Madrid y se empezó a divertir. Un fútbol preciosista, de galería de arte de cualquier museo, de levantar de la siesta a los mismísimos dioses en el Olimpo. Todo empezó con una paradoja. En el minuto siete se abría el marcador, como si fuera una señal del destino. Suárez sigue casado con las redes, pero hoy se fue de luna de miel. Cinco minutos más tarde, otra vez el uruguayo finalizaba una jugada de tiralíneas. Busquets abrió a Vidal y este la puso atrás para el matador. Las caras de los valencianistas parecían hacer referencia a la famosa serie “La que se avecina”. Rondaba la media hora cuando el Barça nos ofrecía una jugada de playstation que Messi finalizaba tras un taconazo del bailarín brasileño. Así se llegó al descanso, incluso Neymar se permitió el lujo de fallar un penalti por el que fue expulsado Mustafi.

¿Querían más? Pues ahí va. Parecía que los catalanes estaban sobre un tablao flamenco,

SUAREZ VAL

taconeando. El celeste quiso emular a Neymar en el tercer gol y se la puso igualita al astro argentino para el cuarto. Con un Valencia ya hundido llegó el hat trick de Messi tras una indecisión más de la defensa ché. Los hombres de Luis Enrique se habían comido un solomillo y un buen cocido y aún tenían hambre de más. Querían su guarnición correspondiente. El depredador Suárez volvió a marcar por dos veces para redondear una noche mágica. 7-0 y se queda hasta corto por el fútbol de ambos equipos.

El Barcelona liquida la semifinal y espera rival en la ronda definitiva. Durante muchas fases del encuentro parecía haber vuelto el fútbol impecable del Barça de Guardiola. Este, con otro toque más directo, nada tiene que envidiar y encima con lo que tiene arriba. Juegan, se divierten y hacen felices a los amantes del fútbol.

Juan Lorenzana Prieto

@juanlp91

Más información en:

LOGO futbolito 10