Galope de Campeón

Así fue el camino de Broncos a la conquista del Super Bowl

Revive el historial de Denver hacia la conquista del juego más importante de la campaña

Los Broncos de Denver partieron como víctimas en el partido más importante de la campaña y se repusieron de la mejor manera ante las dudas que le agobiaron a lo largo de toda la temporada regular.

El nivel de Peyton Manning fue uno de los temas más discutidos del semestre; sin embargo, la defensiva del equipo respondió con creces cada que la situación lucía apremiante.

La historia del Campeón arrancó en casa contra los Cuervos de Baltimore; la victoria de 19-13 llegó como el primer presagio de lo que vendría en 16 partidos más la temida postemporada.

Llegaron siete triunfos consecutivos, incluida una contundente victoria sobre los Empacadores de Green Bay en la Semana 8; sin embargo, llegarían los descalabros contra Potros y Jefes para aterrizarles en el momento justo.

Con Osweiler relevando a Manning, quien sufrió una lesión a la mitad de la campaña, los resultados no escasearon, e incluso se habló de una nueva era para los de Colorado.

Ward celebra tras recuperar un balón suelto

Ward celebra tras recuperar un balón suelto | AP

Una vibrante victoria sobre los Patriotas de Nueva Inglaterra renovó las ilusiones de la afición, que se llenó de dudas con los partidos que se perdieron cuando la emoción iba en ascenso.

El 3 de enero volvió Manning, dolido por la suplencia además de las molestias sufridas en el ocaso de su carrera; de la mano de Peyton llegó el triunfo contra San Diego en la última fecha del campeonato; con el liderato de la conferencia llegaría lo mejor.

En postemporada le esperaron rivales complicados; nunca existió la certeza de saberles imbatibles, pero paso a paso derrocaron a otros favoritos a la corona, aunque eso nunca convenció a los críticos.

El 16-23 sobre los Acereros de Pittsburgh fue el primero de tres pasos de oro; en la Final de Conferencia llegó un 20-18 sobre los Patriotas de Inglaterra, y aún con eso, fueron vistos como la víctima en turno para las Panteras de Carolina.

Los momios nunca estuvieron a su favor; aún arrancando el partido se pensó que no opondrían resistencia a Newton y compañía; sin embargo, nuevamente la labor defensiva cerraría bocas y el puño se levantaría como muestra de un tercer campeonato para una franquicia hoy bañada en gloria.

Más información en:

Diario_Récord (Foto: AP)