‘Los Olímpicos cambiaron mi vida’: Bandido Vargas

‘Los Olímpicos cambiaron mi vida’: Bandido Vargas

El pugilista relató a RÉCORD la historia de cómo inició su carrera gracias al sueño de alcanzar los JO

Francisco ‘Bandido’ Vargas salió del anonimato para demostrar su poderío con un sólido KO al japonés Takashi Miura, previo a la pelea del Canelo Álvarez frente a Miguel Cotto. Aquella victoria le valió para ser reconocido por muchos como la sorpresa del año. 

Destronar al nipón, considerado el mejor libra por libra de los pesos Superpluma y nuevo ‘devorador de mexicanos’, lo han llevado a ser el rival a vencer de la división.

La dedicación por este deporte inició desde que estuvo frente al televisor y vio los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, cuando apenas tenía 15 años. Desde entonces, reconoce que él quiso sentir esa misma emoción de representar a México.

“Sentí una gran emoción, todo el mundo estaba atento de lo que sucedía y los atletas estaban dando su máximo esfuerzo porque querían ser orgullo para sus respectivas naciones”, comentó el Bandido a RÉCORD.

El primer acercamiento llegó en 2004, cuando fue hasta el Preolímpico, pero en su duelo decisivo perdió por un punto y quedó fuera de la justa de Atenas 2004. Sin embargo, ese fue el parteaguas para seguir adelante con su carrera en el pugilismo.

“Perder no me desanimó, seguí esforzándome y compitiendo en busca de mi sueño y de representar a México. Mi trabajo me llevó por fin a Beijing 2008, aventura que nunca olvidaré. Es un momento que todo deportista quiere vivir”, recuerda con orgullo.

Para Vargas fue un sueño cumplido llegar a la justa deportiva más importante del planeta y representar con pasión a su país.

“Aprendí a alimentarme bien, a hacer sacrificios y no tener vicios. Lo más importante es la preparación y ser disciplinado”, precisó el actual monarca Superpluma del CMB, quien dejó el boxeo amateur para competir por títulos mundiales.

Más información en:

Diario_Récord1

(Foto: polideportivo.mx)