AMÉRICA RESCATA EMPATE EN POLÉMICA FINAL DE IDA

América rescata empate en polémica Final de Ida

Águilas y Tigres igualaron por 1-1 en un encuentro en el que errores arbitrales favorecieron a los de La Volpe

América rescató el empate por 1-1 contra Tigres en una Final de Ida llena de polémica, en la que Paul Delgadillo le marcó a favor un penalti inexistente, perdonó la roja a Aguilar y no consedió una clara pena máxima a favor de los felinos.

Las Águilas tuvo la posesión del balón desde el arranque de las acciones y con Michael Arroyo y con Renato Ibarra por los costados, logró apagar la explosividad de Jürgen Dammy Aquino, quienes tuvieron que preocuparse más de una vez por defender.

Sin embargo, el balón detenido fue la válvula de escape para la escuadra del Tuca, pues en dos tiros de esquina Pizarro puso a temblar a todo el Azteca al concretar el remate.

Antes de la media hora de juego, llegó la primera jugada polémica del encuentro. Al 27′Paul Delgadillo marcó un penalti inexistente a favor de las Águilas, luego de un contacto entre Jesús Dueñas y Oribe Peralta, pero apareció la ‘justicia’ divina y el casaca ’24’ mandó el balón al travesaño.

Luego de unos minutos de sufrimiento, Tigres logró pararse mejor en el campo y trasladó el balón hasta su mejor hombre, André-Pierre Gignac, que al 44′, hizo una gran jugada para quitarse la marca de Valdez, meterse al área y luego definir ante la salida de Moisés Muñoz el 0-1, con el que el juego se fue al descanso.

En el complemento América volvió a salir con intensidad en busca del tanto de la igualada y encontrando en Renato a su hombre más dinámico, que mandó un par de cetros que no encontraron rematador.

Al 56′, la polémica regresó al terreno de juego, pues Pablo Aguilar se salvó de la expulsión tras lanzar un codazo al rostro de Sosa, que reclamó la acción, pero no cambió la opinión de Paul Delgadillo, quien dejó correr las acciones.

El defensor americanista aprovechó el error del silbante y al 67′, peinó el balón en un tiro de esquina y luego Valdez remató para poner el 1-1 y hacer ‘explotar’ el estadio Azteca.

Tigres batalló para reaccionar y al 73′ el juego se le complicó aún más, pues Gignac tuvo que abandonar el partido, tras recibir dentro del área un fuerte golpe en la espalda por parte de Bruno Valdez, además, el silbante tampoco marcó el penalti a favor de la visita.

Tuca movió la banca para reestructurar a su equipo y soportar el empate por el resto del encuentro, por lo que la Final queda completamente abierta para cualquiera.

 

Más Información en:

record

Foto:AP